¿Por qué ha aumentado el consumo de podcasts?

¿Por qué ha aumentado el consumo de podcasts?

¿Podemos equiparar Internet al mundo del diseño? Igual que en el ámbito de la decoración o la moda se popularizan cada año tendencias de épocas pasadas, lo que denominamos vintage, parece que en Internet están resurgiendo nuevos canales de comunicación. Si hace unos años hubiésemos analizado la relevancia e influencia que los podcasts tenían sobre la Red, los resultados no hubiesen sido muy alentadores. Este método de reproducción de contenidos fue una de las primeras opciones de entretenimiento que poseían los veteranos de Internet. Pero, a pesar de que nunca fue un canal muy popular, ha vuelto con más fuerza que nunca para cubrir un nicho de mercado hasta ahora algo abandonado. ¿Por qué ha aumentado realmente su consumo?

Aunque si atendemos a la cifra de usuarios apasionados de los podcasts nos encontramos con un no muy prometedor 6%, lo cierto es que el cómputo general de ciudadanos que escuchan este formato es mucho mayor. Hablamos -según datos de MarketingProfs– de que una cuarta parte de la población mundial (global, no solo digital) escucha podcasts al menos una vez al mes. Un 17% lo hace cada semana y hasta un 64% de los habitantes del planeta es conocedor del término podcast y de su significado.

Perfil de los oyentes de podcasts

Para catalogar a los usuarios de este formato, más vale atender a los intereses que persiguen que a aspectos como la edad o el sexo. Según el estudio de MarketingProfs, los cinco grandes temas que se sitúan en el top de escuchas son los relacionados con la sociedad y la cultura, las novedades en política o salud, la comedia y los negocios. ¿Será esta un reflejo de los temas que más importan a la población?

En cuanto a la manera en la que se consume este formato, el smartphone se posiciona a la cabeza de los dispositivos utilizados y la casa el entorno elegido. Un 49% de los oyentes deciden escuchar podcast en sus hogares, mientras que un 22% lo hace cuando conduce y un 11% durante la jornada laboral. En menor medida, con un 4% en cada caso, encontramos aquellos usuarios que eligen el transporte público o la práctica de ejercicio para escuchar de fondo los aclamados podcasts.

Cercanía con los usuarios

Si hay algo que caracterice a los podcasts es el vínculo tan cercano que pueden generar con los usuarios. Parece mentira que algo que solo nos comunica a través de un sentido pueda calarnos tan profundo, pero así es. Además de poder acompañarnos en cualquier momento de nuestro día a día, nos ayudan a desconectar, a relajarnos y hasta a conciliar el sueño. Es como cuando nos ponemos un programa de radio de fondo, pero sin los sobresaltos que nos provoca la efusividad de algunos tertulianos.

Nivel de interacción

A primera vista podemos pensar que el podcast es un producto unidireccional, es decir, que el usuario recibe sin posibilidad de interacción. Sin embargo, a medida que su popularidad ha crecido, lo ha hecho el abanico de opciones. Por ejemplo, a principios de este mes (octubre de 2018), Spotify sorprendió al mundo con el lanzamiento de una nueva funcionalidad en su herramienta musical en streaming. Se trata de una versión beta de la aplicación que nos permitirá subir nuestros propios podcasts a sus servidores. De esta forma, estarán disponibles de manera abierta para todos los usuarios, para ser escuchados y rebatidos en caso de desearlo.

Entonces, si ahora están protagonizando un boom en el entorno digital, ¿por qué los podcasts no funcionaron en su momento? Quizás fue la calidad -considerablemente peor- que tenían las piezas. O quizás se tratase de la propia transmisión del sonido, mucho más simplificada en la actualidad. Fuese por las conexiones de red, por la calidad del producto o por la poca receptividad del usuario, los podcasts pasaron al cajón de los olvidados. Hasta que en los últimos meses han cogido fuerza y se han convertido en un formato para tener muy en cuenta por los ingresos que genera. Pero de este tema -ingresos y publicidad- hablaremos en otro artículo más adelante. Y tú, ¿piensas unirte al férreo sentimiento pro-podcast?

Los mejores podcasts

Si quieres descubrir los podcasts más escuchados en España, pincha en este enlace. A la cabeza se sitúan Oh my LOL, Nadie sabe nada de Andreu Buenafuente y Berto Romero, ambos programas de la Cadena SER, y Cuarto Milenio, presentado por Iker Jiménez y Carmen Porter y producido por Mediaset España. Pero si prefieres dejar el humor y los misterios a un lado, te proponemos otras temáticas:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*