Cómo funcionan los buscadores

Cómo funciona un buscador

Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cada día realizamos infinitas búsquedas en los buscadores de diferentes temáticas. Utilizamos los buscadores a diario pero no conocemos cómo funcionan realmente. ¿Por qué se nos muestran unos resultados y no otros? ¿Por qué prioriza el buscador un resultado antes que otro? Estas son las claves para entender cómo funciona un buscador.

Para que una web llegue a los resultados de nuestra búsqueda, hay que tener en cuenta qué procesos ha seguido el buscador para clasificar la página. 

Rastreo

Para entender cómo funciona un buscador cabe tener en cuenta que la primera tarea que realizan los buscadores es rastrear Internet. Tendrá el objetivo de encontrar todas las páginas y sus contenidos y lo realizarán los llamados bots o arañas. Estas herramientas están funcionando en todo momento, visitan páginas constantemente para rastrear nuevos contenidos o enlaces. Este rastreo se realiza a través del enlazado.

A partir de este rastreo, transmitirán la información obtenida ya clasificada y diferenciada y, a partir de allí, se indexará. Para este primer paso de rastreo es fundamental que la estructura de los enlaces de nuestra web esté bien ejecutada, que se personalicen los contenidos y que no se repitan. En todas las webs, se beneficiará el contenido original, los contenidos duplicados no se mostrarán en su totalidad, por lo que diferenciarlos es esencial para aumentar la presencia en la página de resultados. 

Indexación

La indexación consiste en crear un índice o lista que contiene las páginas y el contenido que se ha rastreado. Es la fuente que utiliza la página de resultados de los buscadores. Este índice recoge también la información de valor de esta página, es decir, los criterios que darán preferencia a una u otra página en función de la búsqueda. También recogen la información proporcionada por la propia página, como la palabra clave. Una vez indexada toda la información recogida, quedará en manos de los algoritmos del buscador.

Ranking

El ranking tiene como objetivo realizar una comparación de las palabras de la búsqueda con el índice de su fuente de información. El ranking va más allá, se tiene en cuenta una similitud de palabras clave pero también otros factores, como pueden ser la cercanía, la novedad del contenido, la estructura del contenido… Utiliza tanto la búsqueda del usuario como los criterios que se aplican por el algoritmo. 

Este algoritmo de búsqueda funciona a través de un sistema de valoración. En función de lo útil que considere Google la página en concreto para la búsqueda del usuario, le otorgará una serie de puntos. Entre esos criterios cabe destacar: cómo se corresponde la página con la consulta, las experiencias previas de otros usuarios en la página (de ahí la importancia de optimizar la página con una Auditoría SEO), la velocidad de carga de la página, la cantidad de veces que la web sea enlazada y la calidad de esas webs que contienen sus enlaces.

Adaptarse a los buscadores

Aunque cada buscador utiliza un algoritmo diferente, estos tres pasos son comunes a todos ellos. Una vez conocemos cómo funciona un buscador, sabemos qué hay que tener en cuenta para que nuestra página web obtenga buenos resultados y se muestre a los usuarios. La mejor opción para ello es llevar a cabo una Auditoría SEO para optimizar nuestra presencia en Internet y lograr que los usuarios permanezcan en nuestra página. En Adverthia, te ofrecemos un servicio completo de posicionamiento SEO, nuestro equipo de expertos hará todo el trabajo, nos ocuparemos de optimizar tu web, analizar los resultados y mejorar tu estrategia para llegar a todos tus clientes potenciales. 

Deja un comentario

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Recibe en tu email todas las noticias sobre Marketing Digital

CONSIGUE CLIENTES EN INTERNET

CONSULTORÍA GRATUITA