¿En qué consiste el dropshipping?

¿En qué consiste el dropshipping?

Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El dropshipping es un tipo de venta al por menor, donde la empresa que emplea esta técnica no necesita almacenar los bienes en un inventario. Este modelo de servicio es típico de las tiendas online o ecommerce, que envían el producto al cliente final sin necesidad de que el bien pase por sus manos. Por tanto, se podría decir que se trata de un tipo de venta bajo demanda, en la que una vez el cliente ha solicitado el producto, la tienda “intermediaria” lo compra a un tercero con envío directo al cliente final. 

Este tipo de servicio suele ser utilizado por muchos profesionales al abrir sus propios negocios, ya que no requiere una gran inversión de capital y sirve para captar clientes de manera más rápida y fácil. Un ejemplo de empresa que utilizó esta técnica fue Hawkers, quién empezó vendiendo gafas de un tercero y, una vez obtuvo pedidos suficientes como para poder cubrir la demanda del mercado, comenzó a vender sus propios productos. 

Ventajas del dropshipping

Como hemos mencionado anteriormente, la principal ventaja de este servicio es la baja inversión necesaria para ponerlo en funcionamiento. Esta técnica permite arrancar un negocio sin necesidad de comprar grandes cantidades de bienes por adelantado. Además, al ser un tercero el encargado de enviar los productos y, por tanto, sin ser necesario almacenarlos, se produce un ahorro elevado de costes fijos. Entre ellos, el alquiler de un espacio habilitado para almacenar los bienes así como aquellos costes relacionados con el servicio de mantenimiento, empaquetado y transporte del inventario. A esto hay que añadir que el hecho de que se trate de una tienda online facilita el desarrollo de la actividad desde una ubicación flexible que a su vez permite una gran escalabilidad del negocio. 

Desventajas del dropshipping

Como en todos los negocios, hay cosas buenas y cosas malas, y el dropshipping no iba a ser diferente. Entre las desventajas que caracterizan este tipo de venta se encuentra en primer lugar un menor margen de beneficio. También que al no requerir una fuerte inversión, la competencia es muy alta y es más difícil diferenciarse del resto. Por otra parte, existe la pérdida de control sobre los productos y sus envíos como consecuencia de la dependencia de un tercero. A pesar de ello, el dropshipping es una opción muy acertada y, por tanto, un gran número de empresas optan por la misma actividad. Esto implica que sea tan importante desarrollar una buena página web y trabajar en la estrategia de Marketing Digital de la empresa. 


Si te ha resultado interesante este artículo y estás pensando en poner en práctica este tipo de venta para abrir tu propio negocio, contacta con nosotros. En Adverthia te ayudamos a elaborar una estrategia de marketing según objetivos que te permitirá diferenciarte del resto y ganar tu espacio en el mercado.

Deja un comentario

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Recibe en tu email todas las noticias sobre Marketing Digital

¿NECESITAS VENDER POR INTERNET?

CONSULTORÍA GRATUITA